es
Volver a la lista

¿Es legal minar Bitcoin y criptomonedas en España?

Minado

www.criptonoticias.com 08 Septiembre 2022 11:01, UTC
  
Tiempo de lectura: ~12 m

Tabla de contenidos

Minar criptomonedas como bitcoin (BTC) en España es legal, incluso cuando no existe una ley en ese sentido. La actividad está enmarcada en la legalidad de manera tácita, ya que aunque no hay reconocimiento formal, la minería cumple con requisitos arancelarios que le otorgan dicha condición.  

Debido a que la minería permite generar ingresos, bajo los ojos fiscales de España esta es una actividad económica y, por tanto, está sujeta al pago de impuestos al Estado, tal como cualquier otra empresa o compañía en territorio español.

1 ¿Cómo minar criptomonedas legalmente en España? 

En España no existe legislación alguna para regular al ecosistema de Bitcoin. Más allá de la vigilancia a la publicidad sobre el mercado y el registro del Banco Central de ese país; no hay un marco jurídico que incluya a las criptomonedas.   

Aunque pareciera que esto genera un vacío legal a la hora de minar Bitcoin o cualquier otra criptomoneda que opere con el mecanismo de consenso de Prueba de Trabajo (PoW, en inglés), la verdad es que, al pagar impuestos, la minería se vuelve automáticamente una actividad legal.  

Pero tiene su proceso. Para minar criptomonedas en España legalmente, el minero o dueño de las máquinas que se incorporarán a la red debe presentarse ante el Ministerio de Hacienda y describir en una serie de documentación toda la actividad que realiza.  

Más detalladamente, el minero tendrá que darse «de alta» o aparecer como activo en el Censo de Empresarios y Profesionales de la Agencia Tributaria de España. Para ello tendrá que informar que ejercerá la actividad bajo el amparo del epígrafe 831.9 de la Sección Primera (Actividades Empresariales) de la tarifa del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), denominada «Otros servicios financieros no comprendidos en otros puntos».

El IAE afecta a quienes facturan más de EUR 1 millón

Actualmente, el Impuesto sobre Actividades Económicas afecta a las personas naturales y jurídicas cuyas facturaciones en el año natural anterior sea mayor a 1 millón de euros (EUR).

Toda esta declaración se realizará a través de los modelos 036 y 037 ante Hacienda. El primer modelo es imprescindible para poder trabajar en España autónomamente o como una Sociedad Limitada. Y el segundo es para dar el alta como trabajador autónomo.  

La utilización del epígrafe señalado antes es para darle un marco a la actividad económica que se realizará con los mineros de circuito integrado de aplicación específica (ASIC), bien en representación natural o jurídica, de manera que se conozcan las obligaciones fiscales que tienen que cumplir los mineros.


La minería de Bitcoin y otras criptomonedas es una actividad legal en España. Fuente: El Economista.

2 ¿Cuánto es el pago por los impuestos?  

Los mineros de Bitcoin y otras criptomonedas en España, representados en personas naturales o jurídicas, tienen una obligación tributaria principal. Esta tiene que ver con el impuesto sobre el rendimiento obtenido, es decir, las ganancias o recompensas por minar.  

Si es un natural el que declara, el Estado español lo pechará con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En cambio, si es jurídico, estará sometido al Impuesto sobre Sociedades (IS). 

Antes de seguir, es bueno hacer la diferenciación entre un minero natural y uno jurídico. El primero, es una persona que enciende sus máquinas en una infraestructura adecuada para las operaciones mineras y comienza a ejecutar la Prueba de Trabajo a través de sus ASIC. Esto tan solo pagando electricidad y otros gastos operacionales. Aunque no es representativo, estos mineros suelen operar de manera residencial o en garajes, con pocas máquinas andando.  

El minero jurídico, por su parte, es aquel que lleva adelante sus operaciones como una empresa registrada ante el Estado español. Por tanto, podría tener un mayor músculo económico para abrir paso a la minería a nivel industrial, con galpones y centros de datos con cientos o hasta miles de mineros ASIC trabajando. 

Ahora, ambos mineros generan ganancias, que es lo que termina siendo tributado por el Estado español. Al minar, los ingresos se miden una vez se recibe el pago en bitcoins u otra criptomoneda como recompensa por el trabajo hecho en la respectiva red.  

Si bien la ganancia final se mide en función de costes y gastos operativos por la actividad, en el caso preciso de la primera criptomoneda, la recompensa por minado es de 6,25 BTC en promedio.


La declaración de actividades mineras debe informarse ante el Ministerio de Hacienda. Fuente: Kalam.

Minero natural 

Al tratarse de un minero natural, los rendimientos o ganancias por minar que hay que declarar se incluyen en la base imponible general del IRPF, que tiene diversos tipos de gravamen. Las tasas impositivas van desde el 19% y hasta el 26%. 

En cifras, si la ganancia por minar criptomonedas es igual o menor a EUR 6.000, el impuesto sería del 19%. Si los ingresos son entre EUR 6 mil y EUR 50.000, el impuesto sube a 21%. Si son mayores a EUR 50.000, el arancel será de 23% y si es mayor a USD 200.000, la escala será de 26%.

Los impuestos podrían llegar al 54%

Los impuestos a las ganancias por minar criptomonedas en España pueden ascender al 54% si la actividad se realiza en comunidades autónomas, como la Comunidad Valenciana.

Los naturales que ejercen la actividad económica de minería de criptomonedas, además de que deben declarar el IRPF, tienen que pagar trimestralmente por los rendimientos obtenidos hasta finalizar dicho trimestre. Dicho pago es de hasta 20% de los rendimientos y se descuenta de la cuota a pagar en el IRPF anual.  

Tales rendimientos se calculan en función de la diferencia entre los ingresos obtenidos al minar la criptomoneda y los gastos necesarios u operativos en los que se incurrió para obtener esos ingresos.  

Minero jurídico 

Los mineros que operan y se presentan ante Hacienda como empresas, serán gravados con el Impuesto sobre Sociedades (IS). Este gravamen se calcula con las normas contables establecidas en el Plan General de Contabilidad, y realizando ajustes determinados para adecuar la norma contable a la norma fiscal. 

El resultado obtenido se gravará al 25%. Pero en caso de que en los dos primeros años de operaciones haya un resultado positivo, el gravamen será de 15%. Dicho impuesto tendrá que pagarse 25 días después de los 6 meses desde la finalización del ejercicio fiscal.

Fechas en las cuales los mineros jurídicos deben pagar el impuesto

Los mineros que estén operando bajo el perfil jurídico en España, tendrán que pagar el Impuesto sobre Sociedades en los meses de abril, octubre y diciembre de cada año. Esto si quieren estar enmarcados en la legalidad.

Asimismo, las ganancias y pérdidas producidas por venta o cambio de criptomonedas formarán parte de la base imponible del minero jurídico. Y en caso de que los socios de la empresa minera extraigan dividendos de la compañía, estarán obligados a tributar por dichos fondos en su renta personal.  

El economista tributario español José Antonio Bravo así lo ejemplifica:  

«Si dos personas crean una sociedad para realizar minería, los rendimientos de la actividad tributarán al 25% (15% los dos primeros años de resultado positivo), y la parte que se reparta a los socios como dividendos tributará en su renta personal».


Para minar criptomonedas legalmente en España hay que pagar impuestos. Fuente: cambioeurosdolar.

3 ¿Qué pasa con el minero de criptomonedas que no declara?  

La minería de Bitcoin y otras criptomonedas en España es una actividad legal, pero parte de la voluntad del operador por encarrilarse ante la ley del país ibérico. No obstante, y si no existe tal intención, un minero podría ser fácilmente sancionado por realizar la actividad al margen de la ley.  

En general, si el minero no informa al Ministerio de Hacienda de sus operaciones, calificadas como actividades económicas, podría ser sancionado por la Agencia Tributaria de España, precisamente, por opacidad. De hecho, esa oficina está en la facultad de solicitarle al sancionado los datos para ejecutar una liquidación de impuestos.  

Dependiendo de varios factores, como la cantidad de ingresos obtenidos por la minería o si el operador colabora con la Agencia Tributaria de España, podría suscitarse una falta administrativa o hasta un delito fiscal. Estos son castigados en ese país con diversas sanciones, entre ellas,la inhabilitación para ejercer actividades económicas en todo el territorio español.

Hasta 5 años de cárcel

Si se minan criptomonedas sin informarlo al Estado español, el operador podría enfrentar la cárcel, con penas que pueden ascender hasta los 5 años, según el grado del delito fiscal cometido.

4 ¿Hay que pagar IVA por minar criptomonedas en España?  

Respecto al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) por las actividades mineras, hay que resaltar que los importes ingresados no están sujetos a este gravamen. Es decir, no hay por qué pagar IVA por la ganancia obtenida por minar bitcoin, por ejemplo. Lo anterior ocurre debido a que no existe una relación directa entre el servicio que se presta y la contraprestación que se recibe, además de la falta de jurídica entre quien presta el servicio y el destinatario del mismo.

No hay que pagar IVA por minar

En España, la minería de Bitcoin y otras criptomonedas no está sujeta al pago del Impuesto al Valor Agregado. Pero eso no incluye a las facturas de compras y gastos operativos que se hagan por la operación minera.

Es bueno señalar que la legalidad de la minería en España a partir del pago de impuestos, también tiene génesis en el pago de la electricidad en este país.  

El servicio ha subido notablemente en el último año debido a la persistencia de la pandemia de la COVID-19 y al estallido del conflicto entre Rusia y Ucrania. Ambos factores elevaron los costes energéticos en la mayoría de los países de Europa. 

Como lo señaló CriptoNoticias en un reportaje, en España los altos costes eléctricos son elementos que hacen difícil pensar en una minería rentable. Se habla de unos 210 euros por cada megavatio consumido o hasta 32 céntimos de euro por cada kilovatio-hora consumido, un costo muy distante de los vistos en América Latina. 

5 Qué propone el proyecto la Ley MiCA sobre la minería de Bitcoin 

Aunque España carece de una legislación clara para el ecosistema de Bitcoin, al ser miembro de la Unión Europea debe adaptarse a las propuestas que se establecen en el proyecto de Ley de Mercados de Criptoactivos (MiCA). La nueva normativa fue finalmente acordada por el Parlamento Europeo a mediados del año 2022 y se espera que entre en vigencia para el 2023.  

Uno de los puntos más discutidos por los negociadores europeos se centró en el mecanismo de consenso de Prueba de Trabajo de la industria de las criptomonedas, quedando finalmente descartada su prohibición. 

Sin embargo, se incluyó un documento que exige a los proveedores de servicios con criptomonedas divulgar información sobre la sostenibilidad del protocolo y su impacto ambiental.   

La ley europea incluye además una cláusula de revisión, con la cual entra la posibilidad de que los europeos introduzcan nuevas reglas para regular la minería en ese territorio.  

Mientras tanto, los mineros deben mostrar abiertamente la información de su actividad y su respectivo impacto ambiental.


El Parlamento Europeo acordó la aprobación de la Ley MiCA a mediados del 2022. Fuente: Dreamstime.

6 Pagar impuestos para ser legal, ¿ocurre en otro lugar?  

El pago de impuestos, que se traduce en la retribución al Estado español por la actividad minera realizada, es, en síntesis, lo que da la calificación de «legal» a la minería de criptomonedas. Esto sin que haga falta una legislación que ampare a la industria emergente.  

No obstante, el hecho de tener que pagar impuestos para operar legalmente y sin riesgo de cierres o intervenciones, permite hacer la comparación con la industria minera asentada en países de América Latina. Allí hay marcadas diferencias, así como ventajas y, por supuesto, desventajas.  

Como ejemplo está Venezuela, en donde se ha avanzado pausadamente en darle un marco regulativo a la minería. Aunque la situación política y económica complica el panorama, cada día hay más tasa de hash (poder de cómputo de Bitcoin) concentrada en ese país, sin que para ello se pague algún gravamen específico.  

También destaca Paraguay, donde a pesar del revés legislativo reportado hace unos días por CriptoNoticias, la minería se ha desarrollado desde hace varios meses sin tener que pagar impuestos por ello, más allá de la electricidad y los demás gastos operativos.

La energía eléctrica forma parte de la legalidad

Para minar legalmente en España también hay que someterse al pago del servicio eléctrico a cualquiera de las empresas que proveen energía, muchas de ellas a través de fuentes renovables. Los costos varían, pero actualmente están al alza debido al contexto internacional.

Algo similar ocurre en otras naciones, como México o El Salvador, donde, además, la rentabilidad de la minería depende del tamaño de la operación, tal como lo registró CriptoNoticias en varios reportajes.  

También hay otros países en el mundo donde, si bien hay impuestos a la minería, se pueden comparar fácilmente con los de América Latina. Un caso es Kazajistán, nación que legalizó la minería y, con ello, subió los impuestos. Aunque lo hizo a niveles de apenas USD 0,034 por cada kilovatio-hora consumido, por ejemplo.


Es posible minar Bitcoin y otras criptomonedas sin pagar impuestos, pero fuera de España. Fuente: ProfessionalReview.

En todo caso, la decisión final corresponde al minero, que elegirá el destino para asentarse de acuerdo a sus necesidades. Lo positivo es que tiene para escoger entre varios países, pues la descentralización de la actividad permite esa posibilidad. 

Fuentes consultadas: 

José Antonio Bravo Mateu. Economista y consultor tributario 


   Fuente
Volver a la lista