es
Volver a la lista

Ana Ramón Rubio: “Todo el ecosistema cripto es una fuente de comedia brutal”


observatorioblockchain.com 25 Septiembre 2021 10:58, UTC
Tiempo de lectura: ~13 m

Ana Ramón Rubio es la directora de “Bull Run”, la primera película que contará en clave de comedia los tópicos y estereotipos que habitan en el universo de las criptomonedas. Financiada íntegramente con tecnología blockchain, la cineasta española asegura que todo el ecosistema cripto es una fuente de comedia brutal. La cinta consiguió los 320.000 euros necesarios para su realización en 24 horas con la venta de tokens bull a inversores privados. Ana tiene la capacidad de contar historias que enganchan a la gente. Una cualidad por la que no ha parado de recibir premios desde que empezó su aventura en el cine en el año 2013.

Ana Ramón Rubio

Su web serie “Sin Vida Propia” obtuvo el Gran Premio del Jurado en “Los Ángeles Web Festival” y fue  nominada como mejor serie extranjera en la Academia de la Web TV de Estados Unidos. La miniserie “Todos queríamos matar al presidente” fue catalogada como la webserie española más premiada de 2018 por la Web Series World Cup. En 2019, su primer largometraje “Almost Ghosts” recibió el premio al Mejor Documental en el Arizona International Film Festival. El documental narra la historia de la mítica Ruta 66 a través de los ojos de tres personajes que contribuyeron a rescatar del olvido la popular carretera estadounidense.

A diferencia de “Almost Ghosts”, que es fruto de la fascinación de la directora por la carretera americana, “Bull Run”, su segundo largometraje, surge como un ejercicio de reparación personal. “Yo jamás me había interesado por nada relacionado con las finanzas, la economía, las inversiones… Cuando invertí mis primeros euros pensé: un tonto y su dinero duran poco tiempo juntos, voy a informarme de qué es todo esto. Y me puse a leer, ver vídeos… Me di cuenta de que había documentales sobre cripto y blockchain, pero que había una historia que no se estaba contando, así que decidí intentar contarla yo”, explica.

“Bull Run”, película tokenizada en España sobre bitcoin, recauda 320.000 euros

Una revolución llamada tokenización

Ana cree que la tokenización va a suponer una auténtica revolución en la financiación del cine, a medida que más productores se interesen por ello. “lo habitual es tardar entre dos o tres años en conseguir toda la financiación para una película. Tokenizarla supone acelerar ese proceso al máximo y depender menos del dinero público y de las televisiones para crear proyectos que tengan una vertiente comercial, en el mejor sentido de la palabra. Pensar que puedes cerrar la financiación de un proyecto como este en unas horas y que estarás grabando de aquí a un mes es todo un hito para una industria que se mueve tan despacio como es la audiovisual. Además, al menos en el caso de “Bull Run”, los tokens tienen otras utilidades que permiten a los inversores formar parte del proyecto de forma más directa, con un mayor grado de implicación y un mayor reconocimiento. Al final, tú estás haciendo posible esta película y da igual cuánto tiempo pase, eso siempre va a estar ahí”, explica Ana.

Una montaña rusa

¿Que se siente siendo la directora de la primera película tokenizada que se financia en España a través de tecnología blockchain?

Sacar adelante “Bull Run” está siendo una montaña rusa. Me siento muy feliz de poder hacer esta película, y creo que por su temática, tokenizarla era la mejor forma, o casi la única, de poder contarla como la queríamos contar. Con la transparencia y la sinceridad que le estamos dando al proyecto, a corazón abierto. Tokenizarla te ofrece una libertad que no te ofrece ningún otro sistema de financiación de cine, y como directora es uno de los factores que más valoro cuando arranco un documental. Pero, por otra parte, está el factor presión: creo que es una gran responsabilidad, primero respecto a todos los inversores que han confiado en el proyecto, y, segundo, porque se puede extrapolar el éxito (o fracaso) a la tokenización de otras obras en el futuro. El productor ejecutivo de la película (Juanjo Moscardó) me tranquiliza y me dice: ‘por lo menos, siempre seremos una línea en la historia’. Él se ríe, yo me acojono… Y vuelta a empezar.

Baylina: “la importancia de los NFTs está en el nacimiento de la sociedad tokenizada”

¿Cómo surgió la idea de hacer “Bull Run” y por qué eligió ese nombre?

Yo me inicié en el mundo de las criptomonedas pensando que entraba tarde, cuando bitcoin rondaba ya los
10.000$. Empecé durante la pandemia, y lo hice sin ningún tipo de expectativas: un poco por curiosidad, y otro poco porque tenía una amiga que estaba ganando bastante dinero. Al final me entró el efecto “lotería de navidad”, el clásico FOMO. Justo en ese momento, comenzó una subida parabólica de todas las monedas, lo que se conoce con el nombre de Bull Run, y gran parte de la película está ambientada en esa fase,  porque fue mi ruta iniciática. Así que decidimos llamarla así. Y ya estamos pensando en preparar otra para cuando llegue el Bear Market.

Pandemia y criptomonedas

Ha sido guionista, directora, productora y ahora, intérprete. ¿No le asusta ponerse delante de la cámara?

“Bull Run” es un documental sobre el ecosistema cripto desde la perspectiva de una cineasta que se engancha a lo más opuesto que puede haber al arte, que es la especulación, y todo lo que gira alrededor de su nueva faceta de trader. Pero yo creo que es la historia de miles de personas que durante la pandemia, comenzaron a curiosear con las criptomonedas y, más allá de que hayan podido ganar dinero, han descubierto que se encuentran ante una revolución financiera de unas dimensiones de las que todavía no somos conscientes. Mi historia sirve como hilo conductor, porque es la historia de cómo muchos empiezan en esto, pero al final es una excusa para hablarte de este universo desde un prisma personal. Hay muchas verdades reveladoras en “Bull Run” que no parten de mi personaje, sino de todos los expertos que se cruzan en la historia y que son los que verdaderamente tienen algo que aportar al mundo.

Las suscripciones que TIME vende como NFT se revalorizan $21 millones en un día

¿Qué es lo que más te llama la atención del universo cripto?

Como individuo -e inversora- me fascina el cambio tan positivo que puede generar en el mundo, pero como
contadora de historias, todo el ecosistema cripto es una fuente de comedia brutal. Estamos hablando de algo muy serio: revolución tecnológica, un cambio en el sistema financiero mundial… y, pese a todo ello, no puede ser un ambiente más cómico. Además es un mundo poco regulado, donde pueden pasar mil cosas, donde pasan mil cosas. Eso a nivel narrativo te ofrece muchísimas posibilidades.

El trading

Dice que llegó a obsesionarse con el universo que rodea a las criptomonedas ¿por qué cree que el universo cripto tiene esa capacidad de atrapar a las personas?

Creo que se pasan fases. Uno entra con cierto escepticismo ante todo lo que rodea a la blockchain y con muchas
dudas. Entras por jugar, pero sin estar muy convencido, y poco a poco vas aprendiendo (y desaprendiendo, porque es complicado entenderlo con los ojos con los que vemos hoy el mundo) y sigues estudiando porque es
inabarcable. Si estás interesado en él, jamás te acuestas sin aprender algo nuevo, cosa que no puedes decir de
otras muchas tecnologías. Al principio me obsesioné mucho con el tema del trading, pero después se me pasó, y
mi obsesión viró más hacia observar cómo todo esto podía cambiar el mundo. Hay que tener en cuenta que yo
jamás había invertido un euro antes de descubrir las cripto. Para mí era nuevo hasta saber lo que era un soporte o una resistencia.

Axie Infinity, el juego de NFT para ganar dinero, ejecuta ventas de $2.080 millones

¿Cuál es la historia que quiere contar en Bull Run y por qué cree que nadie ha abordado aún el universo cripto desde su prisma?

La narrativa cripto la podemos dividir en dos: los believers y los haters. Las informaciones nos llegan o bien como una representación tremendista y catastrófica sobre todos los riesgos que uno corre al introducirse en la
blockchain, o bien la de los documentales que se ha centrado en intentar paliar la imagen hostil que tratan de
imponer los bancos centrales y los gobiernos. Pero yo creo que la comedia también puede ser una increíble fuente de revelación de verdades y que, con ejemplos prácticos -y a veces lamentables, como los de los personajes de Bull Run-, los mensajes también pueden calar en la sociedad. Creo que es otra forma muy distinta de presentar el universo cripto al espectador y que todas pueden ser igual de válidas. Yo lo viví como una comedia, así que, lo quería contar así.

Cómo jugar a Sorare, el adictivo juego de NFT que se ha asociado con LaLiga

La primera moneda fue Theta

¿Cual fue la primera criptomoneda que compró?

Mi primera moneda fue Theta, que además está vinculada con la descentralización de la distribución de vídeo;
pero, sinceramente, lo hice porque mi amiga me la recomendó y sin saber qué era. Yo era esa clase de personas:
quizás no sabía cuáles eran los fundamentales de un token, pero lo compraba porque Fulanito decía que iba a
subir. Lo cierto es que Theta subió muchísimo, así que conservo una parte en mi portafolio por una cuestión de
nostalgia, pero a día de hoy tengo un portafolio en el que bitcoin es el rey, combinado con algunas monedas más especulativas, otras que considero más seguras y, luego, mi apuesta de futuro, que es Polkadot.

¿Dedica mucho tiempo a tradear?

Como le comentaba antes, desde que empecé en esto he pasado por distintas fases. Los primeros meses me
pasaba todo el día enganchada al móvil, hacía algo más parecido a lo que los traders profesionales consideran
intradía, pero sin hacer mi propio análisis y copiando lo que recomendaba alguien en Youtube. Ahora trato de
encontrar mejores proyectos, confiar en ellos y dejarlos crecer. Se puede ganar bastante dinero; pero yo, ahora
mismo, no estoy centrada en el corto plazo, lo que hago es más bien invertir y aprender. Hay una diferencia
importante entre invertir y especular, que está en la estrategia que uno siga. Yo iba sin estrategia, dando tumbos, y ganaba dinero porque a finales de 2020 y principios de 2021 todo el mundo ganaba dinero; todo subía. Lo difícil es saber cuándo vender y aprender a gestionar todo eso cuando llega el mercado bajista.

Estereotipos

¿Tiene muchos amigos que están cripto?

No, la mayoría de mis amigos están completamente fuera. Es más, algunas personas de mi entorno se han ido
introduciendo a partir de mi experiencia, igual que hice yo en su momento, pero me doy cuenta de lo baja que es todavía la adopción, pese a que ahora lo escuchemos mucho más en los medios de comunicación, porque al final el porcentaje de mi entorno quizás no llegue al 2, 3%. Mucha gente todavía cree que es un castillo de naipes que se desmoronará cuando nadie esté dispuesto a pagar un euro por un bitcoin y otra mucha no entiende que pueda existir una tecnología superior que pueda ser una amenaza para las finanzas tradicionales.

LaLiga entra de lleno en las criptomonedas y NFT con su unión con Dapper Labs

¿Cuáles son las cosas que más le llaman la atención del ecosistema cripto?

Como guionista y directora, a mí me llaman la atención las personas. Los estereotipos que nos encontramos en el ecosistema son muy potentes. Los believers y fundamentalistas, como el productor de la película, que creen que habrá un mundo antes y un mundo después de Cripto. Los típicos “When Lambo?” que han convertido 200 euros en 2.000 y ya se imaginan en Miami siendo vecinos de C Tangana, ese que está enganchado a comprar todas las shitcoins que salen porque como solo una de ellas triunfe ya no tiene que volver a trabajar en toda su vida… y, por supuesto, después están todos esos que trabajan para cambiar el mundo, para que el ecosistema sea mejor. Es una comunidad muy fuerte, con un gran vínculo y con un objetivo común que me parece fascinante.

Theta.tv y Samsung llevan el streaming blockchain a 75 millones de móviles

El salvaje oeste

¿Cuánto tiempo tardó en reunir todos los tópicos que aparecen en el teaser de la película y cuál le resulta más cinematográfico?

Para ser sincera, este es el proyecto que menos me ha costado escribir. No tardé mucho en tener una primera
versión que presentarle al productor porque tenía muy claro lo que quería contar, y los personajes los tenía en la palma de la mano. Una vez entras en el universo, empiezas a conocer gente y lo tienes delante absolutamente, y es maravilloso. Pero creo que también es importante cómo vive ese entorno el no-coiner que está convencido en que la que antes era su hija, su amiga, su prima… es ahora víctima y prescriptora de una estafa piramidal. Yo creo que el personaje de Ana representa a mucha gente que se unió recientemente a las criptomonedas y que ha tenido que dar muchas explicaciones a sus amigos y familiares.

¿Cree que existe una estética y una forma de vida cripto?

Sí creo que hay una serie de estereotipos, que son los que más ruido hacen, pero también que hay muchísima
gente muy diversa introducida en el mundillo. Por ponerte un ejemplo radical, se publicó hace poco que Pablo
Echenique había vendido sus Theta por 6.000 euros. ¿Es Echenique el ejemplo de especulador cripto que uno se imagina? Cada vez las criptomonedas se expanden a sectores más diversos y en este mundo conviven fondos de inversión, hackers, traficantes, inversores pequeños, anarquistas, especuladores… Es un mundo en el que
cualquiera puede operar, es el salvaje oeste. ¿Es o no es el escenario perfecto para un documental cómico?

Google se une a Theta, la blockchain con ganas de revolucionar el streaming

Menos dependientes de gobiernos

¿Cuál cree que es el cambio más importante que la tecnología de las criptomonedas está introduciendo en la economía y la sociedad?

Quizás es utópico, pero el pensar que puede existir un sistema financiero menos dependiente de políticas de
gobiernos y bancos centrales me parece razón suficiente para decidir explorarlo. Ya no te digo que lo apoyes, te
digo que te informes. Todas las tecnologías son volátiles al principio y cuesta adoptarlas, pero si existe una
posibilidad de repartir parte de ese poder al usuario, quitándoselo a los estados y a los bancos, para mí debe ser, al menos, explorado.

¿Cómo imaginas el universo cripto/blockchain en un par de años?

Creo que nos dirigimos hacia un mundo tokenizado, en el que casi todo podrá ser representado y dividido
digitalmente, como ya estamos viendo en muchos casos; pero que la transición será lenta. Quizás me equivoque, pero no creo que en dos años hayamos visto grandes cambios todavía. Cuando aparece una tecnología, que es superior a la anterior, siempre acaba consolidándose. Pero precisamente en esta intervienen otros factores como dónde queda el concepto de estado, si finalmente se consolida un sistema financiero como el propuesto o cuál sería el papel de los bancos. Eso lo hace todo mucho más difícil, hay muchos intereses detrás. La verdad es que no tengo ni idea, solo espero estar aquí para verlo. What a time to be alive!


   Fuente
Volver a la lista