es
Volver a la lista

¿Hay un futuro para la moda digital en el Metaverso?

Metaverse

es.cointelegraph.com 26 Febrero 2022 13:58, UTC
  
Tiempo de lectura: ~6 m

Por cortesía de Kat Taylor Cattytay, la moda digital apareció en 2017. Sin embargo, no empezamos a hablar en voz alta de ella hasta 2020. Todo comenzó hace cinco años, cuando Kat hizo por primera vez un post en Instagram con la leyenda "¡¡¡Ropa virtual!!!".

Luego, hubo una colaboración con Adidas, Off-White, Vetements y Balenciaga. Estas marcas estaban interesadas en introducir la digitalización de la moda incluso antes de que estallara en el discurso de los medios de comunicación. Hay que tener en cuenta que la pandemia del COVID-19 aún no se había producido y la gente no estaba atrapada en casa. Por lo tanto, no había ninguna necesidad de ropa digital. Sin embargo, ocurrió y la digitalización de la moda auguraba el futuro en el ámbito virtual.

Por supuesto, todos hemos probado la ropa virtual en los juegos de ordenador mucho antes de Cattytay, pero estaba lejos de la moda. Los mendigos no pueden elegir, como decimos. Se trataba de vaqueros y camisas en los Sims y de varias armaduras en los Shooters. Pero nadie podía imaginar que en un futuro próximo nos probaríamos unas zapatillas de marca en una aplicación especialmente creada para ello o que lo haríamos incluso por dinero, como ocurrió en marzo de 2021 con la colaboración entre Gucci y la empresa bielorrusa Wanna. Las primeras zapatillas virtuales se podían comprar en la aplicación de Gucci por 12,99 dólares y se podían probar en Wanna Kiks por 9 dólares donde, además de las zapatillas, se podían comprar (bueno, más bien hacerse una foto en ellas) y otros accesorios.

Y, razonablemente, plantea algunas preguntas: ¿Por qué lo querría alguien? ¿Quién lo necesita? ¿Qué harías con él? Los amantes de la moda digital afirman que así salvan el medio ambiente. Como dicen algunos: No hay necesidad de comprar una cosa real para una foto en Instagram. Bueno, pero ¿qué es lo siguiente? ¿Cuál es el porcentaje de personas que comprarán constantemente cosas digitales para publicarlas en las redes sociales? ¿Sería sólo por diversión? ¿Será todo el tiempo?

Hay varios escenarios probables. El primero, y el más realista, es el de los probadores digitales. Para ver cómo le sienta la nueva ropa potencial, sería bueno probársela sin salir de casa. Sería conveniente atraer a los clientes a estas posibles aplicaciones. Algunas tiendas están intentando implementar esta función. Sin embargo, en esta fase, todo está bastante cargado de errores. La gente sigue entreteniéndose y esta característica atrae a los clientes. En general, esto da una idea de la actitud de los usuarios reales ante la moda digital. Actualmente, es como un juego para ellos, mientras que las marcas lo ven como una oportunidad de marketing.

La moda digital y la industria del juego

El siguiente ámbito en el que podemos utilizar la moda digital es, por supuesto, el de los juegos de ordenador. Por ejemplo, con la emblemática colaboración entre Balenciaga y Fortnite, la compra de un skin inspirado en Balenciaga en el juego te otorga la oportunidad de comprar la pieza en la vida real.

Te has vestido a ti mismo y luego vistes a tu personaje: qué genialidad para los jugadores. En general, Fortnite gana mucho dinero con las compras integradas, ya que los usuarios han gastado más de mil millones de dólares en compras dentro del juego para sus personajes.

Sin embargo, hay un problema de interoperabilidad: El skin comprado para un juego no funcionará en otro. Vistes a tu personaje pero ya no tendrás tu foto para las redes sociales. De este modo, tenemos skins de Moschino para Los Sims y de Gucci para Tennis Clash.

En 2021, Balenciaga presentó una colección en formato gaming en la que todos los personajes van vestidos con la ropa de la última temporada. Así, la estética cibernética llegó a la moda del mundo real: lo que antes estaba sólo dentro de los videojuegos lo estamos empezando a llevar en el mundo real

Desde que Mark Zuckerberg anunció la creación de un Metaverso, parece que la realidad digitalizada y virtualizada se está convirtiendo en algo cada vez más natural, o incluso en la nueva normalidad. Esto significa simplemente que todos necesitaremos construir casas y vestirnos en la realidad virtual al igual que en el mundo real: ya sea para quedar con los amigos, para dar clases o para negociar. Durante una de estas negociaciones, Demna Gvasalia, director creativo de Balenciaga, ya concedió una entrevista en realidad virtual.

Por lo tanto, hay que pensar ya no sólo en la moda digital, sino también en el diseño digital, para que los cuadros en forma de NFT puedan colgarse en las paredes, sin importar la practicidad.

El imperio de la moda digital

En poco tiempo, el mercado de la moda digital se convirtió en un enorme imperio, incomprensible para la mayoría de los usuarios. Los empresarios desarrollan bellas historias en las que se habla de sostenibilidad, de proteger el planeta y de diseños insólitos que nunca se llevarán a cabo porque son sencillamente irrealizables para la producción.

Las marcas se complacen en utilizar la moda digital como una oportunidad más de cobertura, pero, en realidad, no es aplicable y no es tan bonita en la vida, como puede parecer. Por ejemplo, durante la pandemia, la marca rusa Alexander Terekhov lanzó una promoción en la que sus vestidos de alta costura podían colocarse en una foto por 50 dólares. Según los comentarios de los participantes, resulta que hubo un gran número de dificultades y escollos: los plazos se retrasaron porque las fotos no encajaban y los vestidos no quedaban bien en la clienta. Sin embargo, la marca recibió la oportunidad de cobertura deseada en los medios de comunicación.

Por tanto, la moda digital es una herramienta más para promocionar la marca o una forma de ganar dinero para las startups y los diseñadores digitales. En un par de meses y por 700 dólares, todos los secretos del nuevo mercado serán revelados y uno podrá llevar su marca al mundo de la meta moda. Sin embargo, el futuro no está claro. ¿Diseñarás vestidos para marcas ya famosas o harás los tuyos propios? ¿Llevarán realmente la ropa que hagas en el Metaverso o utilizarán fotos ya hechas por 50 dólares?

¿Promoverán los ejecutivos del Metaverso la moda a las masas y cómo se llevarán las marcas? ¿Habrá metatiendas o toda la ropa aparecerá con un clic? ¿Cómo se hará frente a las falsificaciones y se unirán las marcas en algo más grande?

Hasta ahora, hay más preguntas que respuestas, pero es evidente que estamos a las puertas de una industria nueva y muy emocionante en la que todo el mundo está interesado.


   Fuente
Volver a la lista